mi cumpleaños nº28

Los últimos meses han sido revueltos, yo sabía que desde mi cumpleaños, cuando se puso a llover muy caóticamente que nada volvería a ser igual, simplemente lo supe, ese día salí con Jimena y Fernanda a fumar marihuana a la calle, mientras quedabamos todas mojadas, volvimos a entrar a ese bar “irlandés” donde me dispuse a pasarlo bien, había llegado suficiente seres humanos, aunque yo quise arrancar y dormir calentita en mi cama, si en mi cama, después cambiamos de bar y Jimena ya no estaba, estaba Bárbara, Agustín, Jaime, Yasmín y Mario, creo que no olvido a nadie en ese momento.

Febrero, Valparaíso y Alexander:

 

Recuerdo que nos habíamos escapado a Valparaíso y lo pasamos tan bien, bebimos mucha cerveza y 3 mojitos entre los dos, nos juntamos con una querida amiga mía a tomar unas chelitas, fumamos marihuana y nos mirábamos cómplices, era domingo y ya estábamos lo suficientes ebrios y caminamos a la hostal e hicimos el amor, durante ese trayecto ya íbamos ebrios de risa, ebrios de amor, nos miramos a los ojos, al otro día despertamos haciendo el amor, esperando recorrer Valparaíso y buscamos algo para comer,  llegamos a unos fideos donde mi porción estaba más rica que la tuya y me comenzaste a contar la historia de the strokes,  fuimos a cerro alegre, entramos a una tienda y nos imaginamos visitando otros lugares juntos, de la mano, besándonos…

 

 

Emociones –

Las emociones negativas surgen a partir de una única razón, la cuál es advertirnos sobre algún “posible” peligro para preparar nuestras mentes y cuerpos para huir, protegernos o hacernos lo suficientemente fuertes para retirarnos y conservar nuestra energía cuando enfrentamos una pérdida. Pero de vez en cuando estas reacciones son totalmente injustificadas, demasiado dramáticas o intensas a tal punto que interfieren con tu día a día; es causa y efecto donde no sé puede lidiar y resolver nuestros problemas. Aquí es cuando nuestras emociones llegan a estos niveles inmanejables y es muy posible que suframos de algún desorden de ansiedad.

era 16 de diciembre (2017)

Anoche tenía un orificio en mi craneo, mi cabello era igual de largo y me sacaba una prótesis donde cubría la cicatrización de esta “herida” me llamaba la atención que pasaba las yemas de mis dedos y podía sentir como tenia este orificio, también empezaba a tener recuerdos como si eso fuera hace tiempo, mi pregunta era ¿Cómo lo cubría? Y era como si hubiera despertado y esa era mi vida real, y gracias a estos recuerdos sabía que  tapaba con mi cabello largo ese orificio, después de no tener ni vergüenza ni miedo, salía a la calle, agarraba mi teléfono y llamaba a Jimena, yo llevaba marihuana, conversábamos por WhatsApp, nos mandábamos audios, y así iba en una micro, donde adelante había un paco (carabinero), y yo no pescaba, me reflejaba en las ventanas del interior de la micro, y me percate de mi peinado, no paraba de sentir ese orificio, me llamaba el Feña y me preguntaba donde venía, que querían fumar, y yo le decía que estaba un poco pérdida y en realidad estaba como en un estado de voladez y no saber donde me dirigía, y así me dispuse a bajarme y desperté.

Enero 2018

Tormenta y casa de dealer junto a Jimena, compramos 4g, armamos un bate, observamos como se avecinan las nubes sobre nosotros, y como los relámpagos se ven a lo lejos, se escuchan truenos, yo miro hacia el cielo, mientras 3 personas más están a mi alrededor maravillados de este cielo, no nos daba miedo… volví a abrir mis ojos, y estaba entremedio de rascacielos gigantes, y arriba se veían nubes oscuras, estaba fumando nuevamente, mientras el fin del mundo estaba muy cerca, muy cerca…

V.a-lDSC_0562